¿Puedo amar mi trabajo?


Confucio dijo una vez: “Elige un trabajo que ames y nunca tendrás que trabajar en tu vida”. Esto sería fácil si todo el mundo tuviera la posibilidad de encontrar el empleo y ámbito laboral ideal. Sin embargo, esto es casi imposible para la mayoría de las personas, pues a veces las necesidades económicas imperan sobre cualquier otro asunto.

Aquí 12 consejos que, indudablemente, te regresarán la fe en tu trabajo.

1. Ten la firme intención de ser feliz en el trabajo

Puede ser que no se tenga elección en el asunto del trabajo, el jefe o los compañeros que se tengan, pero siempre se tiene elección al respecto de la intención propia. Las personas que son felices tienen la firme intención de serlo.

2. Cuida tus palabras y pensamientos

El lenguaje no solo describe al mundo, también lo crea. Decir cosas como “nadie trabaja por hobby”, “gracias a Dios que es viernes” y “odio mi trabajo” tiene un efecto más negativo de lo que se imagina.

3. Recuerda que cuando no tenías un trabajo, deseabas estar ocupado.

Acuérdate cuando estabas cansado de no hacer nada por no tener empleo. Ahora que lo tienes, aprovéchalo y no te quejes. Recuerda que el esfuerzo físico y mental engrandece.

4. Identifica y enfócate en las cosas que sí te gustan

Una manera muy poderosa de ser feliz es identificar todas aquellas cosas que gustan y enfocarse en ellas; es decir, incluirlas en la vida diaria. Esto también puede existir en el ámbito laboral al incluir dichas cosas (y personas) en el trabajo.

5. Jamás compares tu trabajo con el de los demás

Si tu carga de trabajo es mayor no lo reproches, el esfuerzo se nota sin necesidad de que lo digas. Lo que hagas, hazlo con gusto por tu crecimiento personal. Aprender a trabajar con grandes cargas de trabajo es una gran cualidad.

6. Mira el lado positivo de las cosas

Las personas felices suelen interpretar todo evento, especialmente los adversos, de una manera positiva. Es mucho más valioso y enriquecedor un jefe “difícil” como un reto para aprender a lidiar efectivamente con personas complejas.

7. Encuentra el valor en lo que haces

Reconoce que todos juegan un papel importante en su posición. Descubre cuál es el tuyo y siéntete orgulloso de lo que haces.

8. Respeta tu horario

Oblígate a salir en punto, de lo contrario las horas extras, a la larga, te van a pesar mucho. Cuando requieras quedarte más tiempo hazlo, pero no lo adoptes como costumbre.

9. Trata de hacer el lugar de trabajo un lugar divertido

Esto no significa dejar de lado tus deberes, sino más bien hacer un cambio en tu actitud para que no veas todos los trabajos que haces como una tarea tediosa. Hacer tu trabajo con una actitud más positiva y centrada en las partes que son más divertidas te ayudará a aliviar tu estado de ánimo general.

10. No olvides que el dinero que ganas te da la posibilidad de tener la calidad de vida que llevas

Sin este ingreso estarías mordiéndote las uñas, así que tenlo presente y esfuérzate para lograr aumentos de sueldo a futuro.

11. Busca el lado apasionante de cada uno de los desafíos que se te presenten

Dentro de mejor hagas las cosas, mejor te sentirás contigo mismo. Rétate, saber de lo que eres capaz es muy gratificante.

12. El peor error que puedes hacer es sentirte la víctima de todo

El secreto de la felicidad laboral es que lo que hagas sea con gusto y placer; por tu aprendizaje y por tu satisfacción personal.

#BalanceMental #AdrenalinaGuiar

0 vistas