Medicina y nutrición ortomolecular


Hoy hablaremos de medicina y nutrición ortomulecular, la cual consiste en restaurar el “ambiente” o estado ideal del cuerpo humano corrigiendo los desbalances o deficiencias en base a la bioquímica individual, usando sustancias naturales como las vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales.

Se denomina “Nutrición Ortomolecular" a la cantidad “exacta” de la sustancia administrada a cada célula del organismo para que mantenga o recupere su bienestar.

La nutrición ortomolecular concibe de una manera distinta la recuperación de cada individuo al dar especial importancia al uso de nutrientes de forma preventiva y correctiva. Tiene como una de sus bases fundamentales la rehabilitación celular a través de su restablecimiento químico interno; además que es un estado natural de energía, vitalidad y sobre todo armonía con nosotros mismos y con la vida.

Podemos decir que la medicina ortomolecular, es una medicina preventiva y curativa. Por ejemplo podemos tratar a una persona que vaya estresada antes de que desencadene una ulcera de estómago, una disregulación pancreática o post shock psicológico. La medicina ortomolecular interviene a dos niveles:

  • Preventiva: Mantiene el equilibrio energético biocelular

  • Curativa: Cuando las carencias en nutrientes celulares son manifiestas.

Nutrición ortomolecular vs toxinas

La nutrición ortomolecular está basada en una dieta saludable compuesta de alimentos naturales, integrales (sin refinar) y de producción biológica (orgánicos), que sirve como terapia para tratar una enfermedad o un desequilibrio metabólico.

Este tratamiento consiste en una dieta individualizada y una recomendación de suplementos que pueden variar entre vitaminas, minerales, aminoácidos, enzimas o probióticos,

Diversas toxinas en el aire, alimentos o agua destinados al consumo humano funcionan como antinutrientes que reducen o destruyen los nutrientes en el interior del cuerpo, bloqueando a las enzimas encargadas de metabolizarlos. Por ello, es imposible la reparación celular.

Algunos ejemplos de lo anterior son:

  • El estrés físico o mental en exceso aumenta la necesidad de las vitaminas del complejo B, vitamina C, vitamina E, y magnesio, entre otras. El tabaco destruye la vitamina C y aumenta su necesidad.

  • El alcohol aumenta la necesidad de: vitamina B1 y B5, de vitamina C y magnesio.

  • El café aumenta la necesidad de vitamina B1.

  • Las grasas artificiales (las trans y las hidrogenadas) sustituyen a los ácidos grasos esenciales e incrementan artificialmente su necesidad.

De esta manera, la nutrición ortomolecular es capaz de recomponer una alimentación molecularmente incorrecta, mediante una alimentación dirigida que previene la aparición de enfermedades, así como el progresivo deterioro de la calidad de vida.

Cambios que la dieta ortomolecular produce

Más disposición; mejora en la función sexual; cabello con un mayor crecimiento; mejora la memoria; la función cardiovascular; promueve la pérdida de peso y mejora la apariencia de la piel.

La terapia se caracteriza por carecer prácticamente de efectos secundarios, por su alta aceptación y su gran eficacia en muchas de las patologías más habituales (tanto utilizada como monoterapia o como terapia adyuvante) y por actuar reforzando la capacidad autocurativa y autorreguladora del organismo.

Un cuerpo limpio, es un cuerpo sano. Un cuerpo sano es una mente brillante. Un cuerpo sano y una mente brillante permiten al hombre conectar con su parte espiritual.

#AdrenalinaGuiar #SaludFísica

0 vistas