Reglas para mantener la motivación


No microgestiones

  • Contratas a gente talentosa para que se haga cargo de tareas que tú mismo no tienes tiempo de llevar a cabo o no eres experto y, aún así, microgestionas lo que realizan.

  • Recuerda las razones por la que contrataste a tu personal y aprende a ceder el control y a delegar responsabilidades.

No te enfoques en sus errores

  • A nadie le gusta estar rodeado de negatividad.

  • Haz lo posible por crear un ambiente positivo en tu lugar de trabajo. Recuerda que es de humanos cometer errores y tienes que aprender a ser más tolerante.

No descartes sus ideas

  • Toda idea es buena, pero no cada idea que propongan tus colaboradores será implementada. Es importante, al menos, escucharlas todas.

  • Haz que tus colaboradores sientan que tienen voz y voto en el proceso de las decisiones. Esta técnica hará que tu equipo se sienta parte de la empresa.

No rompas tu palabra

  • No cumplir con lo que dices puede matar rápidamente toda motivación.

  • Una de las mayores claves para que tu equipo se comprometan al 100% tiene que ver con la construcción de la confianza.

  • Como en cualquier relación, si no existe la confianza, no resultará. Mantén siempre tu palabra.

No realices promesas vacías

  • Es muy similar a la anterior, pero puede molestar mucho más a tu gente.

  • No hay algo peor que levantar sus expectativas, para después destruirlas.

  • Una promesa es “sagrada”. Si le realizas una promesa, es mejor que seas capaz de mantenerla.

No realices juntas que al final son inservibles

  • No hay nada más agobiante que llevar un ritmo de trabajo, sabiendo que tienes un deadline para tus labores, y que de la nada saquen una junta imprevista.

  • En algunas reuniones, se gasta tiempo en hablar por hablar. Evita perjudicar a los colaboradores en estos casos.

Mides el éxito de los empleados de forma equivocada

  • Es importante identificar cuáles son las métricas correctas.

  • La motivación se arruina si el equipo se siente juzgado o medido por cosas que no deben (la calidad de un ensayo no se mide por el número de palabras).

  • Busca mejorar la forma de medir el éxito.

No establezcas plazos poco realistas

  • Para motivar a tus colaboradores adecuadamente, necesitan sentir que están logrando algo o, al menos, que su objetivo es alcanzable.

  • Si estableces plazos poco realistas probablemente vas a desmotivarlos, ya que no llegan a la meta.

  • Puedes fragmentar los proyectos para establecer metas más cortas y alcanzables.

No elijas a “tus favoritos”

  • Motivar al empleado que es favorito, puede provocar que desmotives a los que quedan fuera de esta categoría.

  • Si es obvia la elección de un favorito, los demás lo señalarán. Recuerda que todos son un equipo y trabajan para lograr las mismas metas.

  • No debe haber favoritos. Todos deben serlo.

#AdrenalinaGuiar #BienestarEmocional

7 vistas