• Encamina

Todos somos líderes


Cuando se habla de liderazgo, podemos pensar que se refirieren a personajes como Richard Branson, Elon Musk o Bill Gates, pero no sobre alguien como nosotros mismos. Sin embargo, si definimos el liderazgo como un acto equilibrado entre influir en la dirección de los seguidores, al tiempo que se les proporciona apoyo, empoderamiento y desarrollo no parece descabellado entender que todos debemos ejercer algo de liderazgo en múltiples dimensiones y momentos de nuestra vida.

La cuestión es ¿somos conscientes de nuestra responsabilidad y capacidad de liderazgo? y ¿cómo tiene que ser ese liderazgo?

Hay un cierto consenso académico respecto a que el mejor estilo de liderazgo en plena revolución digital, es el estilo transformacional debido fundamentalmente a que se focaliza en adoptar los rápidos cambios, ya sea tecnológicos o sociales.

¿Qué es el estilo de liderazgo transformacional?

Los líderes transformacionales tienen integridad y alta inteligencia emocional. Motivan a las personas con una visión compartida del futuro, y se comunican bien. También son típicamente autoconscientes, auténticos, empáticos y humildes. Los líderes transformacionales inspiran a los miembros de su equipo porque esperan lo mejor de cada uno y se sienten responsables de sus acciones. Establecen objetivos claros y tienen buenas habilidades para resolver conflictos. Esto conduce a una alta productividad y compromiso.

¿Quién puede ser un líder transformacional?

Está claro que las cámaras de TV están encima de personajes fantásticos y poderosos como Rafa Nadal o Barack Obama, pero todos tenemos un montón de gente a nuestro alrededor en el día a día en la que podemos generar una diferencia positiva con bastante más impacto que estos “líderes” archiconocidos. Es decir, todos somos líderes en potencia, aunque sea dentro de un ámbito reducido de influencia.

¿Puede un profesional “normal y corriente” ser íntegro?, ¿tener inteligencia emocional?, ¿motivar a sus compañeros?, ¿ser humilde? ¿ser creativo? ¿inspirar a los que le rodean? La respuesta es SÍ, SÍ, SÍ, SÍ, SÍ, SÍ.

Todo el que aspire a ser un buen profesional del siglo XXI, se dedique a lo que se dedique y sea cual sea su posición, tiene el reto y la responsabilidad de ser un (mega o micro) líder transformacional.

¿Cuál es tu liderazgo del metro cuadrado?

Así pues, deberíamos preguntarnos, ¿Qué estamos haciendo con nuestra capacidad de influencia positiva en el mundo (aunque solo sea en el ámbito del metro cuadrado que nos rodea allá donde estemos)?

¿Estás inspirando al compañero o compañera de tu lado a dar lo mejor de si mism@? ¿le das ejemplo positivo con tus actos? ¿logras que los demás den más de si por simple imitación?¿haces que el trabajo en equipo contigo sea fluido? ¿eres generoso en tus decisiones? ¿te ganas la credibilidad de tus compañeros, jefes, clientes, competencia, hijos, vecinos, amigos?

Esta es toda una gran responsabilidad que está en las manos de todos y cada uno de nosotros, por poco ámbito de influencia que aparentemente tengamos. Seamos conscientes y actuemos desde la mejor de las voluntades.

#BalanceMental #AdrenalinaGuiar

11 vistas