Los Bravos de Grupo Guiar


León, Guanajuato. El béisbol es uno de los deportes que más ha incrementado el número de fanáticos en los últimos tiempos. Si bien este deporte goza de popularidad en los estados de la costa del Pacífico y del norte del país, en el estado de Guanajuato la popularidad del fútbol es innegable al tener millones de seguidores.

La tradición del béisbol en León empezó en 1979 cuando el equipo Alijadores de Tampico se traslada a León bajo el nombre de Cachorros de León. Debido a la inestabilidad en la Liga Mexicana de Béisbol, para 1981 el equipo local cambió su nombre a Lechugueros el cual desapareció al poco tiempo. 1983 es el inició de temporadas de gloria, cuando el empresario Pedro Medina Hurtado compra a los Broncos de Reynosa y los rebautiza como Bravos de León.

La campaña de 1991 sería la última temporada de Bravos. El equipo desaparece nuevamente al mudarse a Minatitlán, Ver. En 2016, la Asamblea de Presidentes de la Liga Mexicana aprobó que para 2017 el béisbol regresaría a la ciudad zapatera.

A inicios del 2018, Grupo Guiar realiza una alianza con Bravos de León con el propósito de incentivar la participación de la afición leonesa en eventos deportivos. La organización otorgó al equipo beisbolero una vivienda en el fraccionamiento Jardines del Río para sortearla entre sus más fieles aficionados. Por otro lado, los colaboradores obtuvieron entradas para vivir la más pura pasión del deporte rey ¡El béisbol se ganó un lugar en nuestros corazones!

Después de 2 temporadas intensas donde Bravos demostraba su fuerza en el juego, los colaboradores de la Comunidad Guiar vivieron y sufrieron las jugadas de los encuentros. Cada hit, strikeout y home run se seguían con intensidad sin importar si era a favor o en contra de nuestro equipo. Fue así que, poco a poco, el béisbol se posicionó como uno de nuestros deportes consentidos.

La última fecha de la temporada regular causaba ansiedad y estrés en Grupo Guiar: en ese partido se definía si Bravos iba a la eliminación directa de la Zona Sur y además ¡se llevaría a cabo la rifa de la casa Guiar!

60 colaboradores asistieron a La Fortaleza a presenciar tan importantes acontecimientos. Los asientos asignados se fueron llenando de expectativas y entusiasmo al ser la primera vez que tantos miembros de la Comunidad Guiar asistían al mismo tiempo a un juego.

Durante 3 horas y media, el estadio Domingo Santana se llenó de ambiente Guiar: globos y aplaudidores aparecían de cualquier rincón de las tribunas y el ambiente impuesto por los colaboradores despertaba hasta al más apático ¡una verdadera fiesta!

¡Un agradecimiento a quienes se involucraron y se interesaron en promover una sana convivencia a través del béisbol!

#BravosdeLeón #ComunidadGuiar

0 vistas