Navidad: Ideas para divertirse


Las fiestas navideñas son un momento para disfrutar con familia y amigos y aprovechar al máximo el tiempo posible que compartimos con los seres más queridos. Es un tiempo en que nos reunimos con gente a la que hace tiempo que no vemos y resulta habitual que agotemos los temas de conversación.

Es por ello que resulta buena idea tener a mano una serie de juegos y actividades con las que entretener a la familia y evitar silencios incómodos.

Juegos de mesa clásicos

Lo más clásico en Navidad es reunir a toda la familia entorno a una mesa a rebosar de comida. Lo segundo más clásico es, probablemente, sustituir la cena por los juegos de mesa.

Hay multitud de ellos entre los que elegir, desde las últimas novedades comerciales hasta los más tradicionales. Decidir con cuál quedarse dependerá, en buena parte, de los gustos de las personas que están en ese momento en casa. La idea es que todos participen y se lo pasen bien, así que está totalmente fuera de lugar jugar a algo que algunos no entienden o con los que no se sienten cómodos por no tener la misma habilidad que otros.

Ejemplo: El turista/ Monopoly, Serpientes y escaleras, Maratón o el Juego de la oca.

Juegos Intergeneracionales

Si quieres sumar un poco de emoción a la Navidad en familia nada mejor que tener listo un bingo o lotería. Es el plan perfecto para cuando son muchos en casa porque no hay límite de participantes. No olviden hacer apuestas para darle más intensidad a la competición sin necesidad de que sean grandes cantidades de dinero.

Las cartas son otro de esos juegos que son ideales para practicar entre varios miembros de la familia. Casi todos hemos aprendido a jugar de la mano de nuestros abuelos en un día de invierno en que ya no sabían como entretenernos. Es bonito mantener esa tradición y ver como los más pequeños de la familia tratan de ganarle una mano a los mayores.

¿Quieren ver un intercambio de papeles? Nada como ver a los abuelos intentando entender a los videojuegos que no son sólo cosa de adolescentes sino que se pueden encontrar algunos juegos en los que pueda participar toda la familia, en equipos o en solitario.

Juegos sin infraestructura

Aunque es fácil conseguir un lotería o una consola no siempre podemos tener uno a mano, al igual que ocurre con los otros juegos que comentamos anteriormente. No pasa nada, porque hay toda una serie de juegos que no necesitan ninguna infraestructura o algo tan simple como hojas de papel y plumas. Con esto se pude jugar a las películas o a cualquier otro juego en que unos tienen que interpretar o dibujar algo y los miembros de su equipo deben adivinar qué es lo que pretende decirles.

Saca la estrella que hay en ti

Contar chistes, adivinanzas o historias de miedo son otros de los juegos que en cualquier momento podemos improvisar en casa. Y si aún quedan muchas horas de Navidad por delante y no sabemos qué hacer, ¿por qué no probar con un show de talentos casero? Cada uno busca una habilidad para mostrar a los demás que es el mejor y puede usar para conseguirlo: desde ropa o maquillaje hasta material utilería más compleja.

Manualidades y cocina

Aprovechando que estamos en Navidad hay una serie de actividades propias de esta época del año que toda la familia puede hacer unida. Nos referimos a las manualidades y también a la cocina. A todos nos gusta ayudar a la hora de preparar los postres o los aperitivos y los encargados de los menús navideños agradecerán que les ayudemos un poco.

#BienestarEmocional #AdrenalinaGuiar

0 vistas