Ideas que puedes hacer en tu hora de comida


La hora de comer es uno de esos momentos fijos del día que, con una pizca de planificación y ganas, puedes aprovechar más y mejor. Haciendo cosas distintas, complementarias, sanas, entretenidas y que te aporten algo más. Esto se trata de romper el ritmo frenético de la tarde y a la vez distraernos y recuperar fuerzas para lo que resta de jornada. Pero hagas lo que hagas, asegúrate de dedicar el tiempo suficiente para comer de forma pausada, tranquila y consciente. Comer apresuradamente es uno de los malos hábitos que hemos adquirido. Rompe con él y sustitúyelo por una comida sin prisas. Notarás el cambio desde el día 1.

Luego, con el tiempo restante, decide qué cosas puedes, quieres o te interesa hacer. Es tu tiempo y tu día, tú verás qué haces con él.

Ahí van algunas actividades que por supuesto puedes combinar dependiendo del tiempo que tengas:

1. Da un paseo tranquilo y relajado por un parque cercano.

2. Lee un capítulo o dos de tu libro preferido.

3. Escucha un audiolibro (mientras caminas, por ejemplo).

4. Aprovecha para hacer una ronda de llamadas personales.

5. Haz alguna compra que tengas pendiente (a esa hora hay poca gente comprando).

6. Busca un rincón tranquilo y silencioso y cierra los ojos.

7. Escucha uno o dos podcasts (que te aporten y no te “calienten” la cabeza).

8. Duerme una siesta (breve, de 15 minutos. Obra milagrosa para el resto del día).

9. Actualiza tu lista de tareas y cosas personales.

10. Vete a lavar el coche.

11. Juega unas partidas a un juego de mesa con tus compañeros de oficina.

12. Queda para comer con un amigo a quien hace mucho que no ves.

13. Disfruta de la conversación con tus compañeros.

14. Escribe notas, algo de poesía o una novela (escribir relaja, te distrae y te proporciona satisfacción).

15. Mientras caminas o descansas, piensa en tus objetivos personales (motívate y evalúa).

16. Lee alguna revista divulgativa o de viajes.

#BalanceMental #AdrenalinaGuiar

8 vistas