• W Radio

7 hábitos de oficina que te matarán


Típico, suenan tus 10 alarmas del despertador, pero no te puedes levantar porque la noche anterior te desvelaste por estar en el celular viendo tus redes sociales o tu serie favorita.

Como tardaste tanto en salir de la cama ya no desayunaste porque sabes que de lo contrario vas a llegar tarde al trabajo. En lugar de eso, llegas por algún antojo que acompañe tu café, el cual te dará la energía suficiente para trabajar en tu escritorio hasta la hora de la comida.

Los tacos son una opción barata y que te llena muy bien, y para evitar el famoso “Mal del puerco”, te tomas otra taza de café la cual te mantiene despierto hasta tu hora de salida. Llegar a casa te lleva al menos una hora (si eres afortunado, harás menos), eso si el tránsito o el autobús no van muy cargados provocando que tardes más de lo programado.

Llegas a tu casa harto y prefieres encerrarte en casa frente a una pantalla para olvidar el día… Y repetir el ciclo al día siguiente.

Esta es la realidad de muchas personas (y aunque lo niegues), existen muchas de estas cosas que están presentes en tu vida las cuales, sin que lo sepas, te están matando lentamente.

A continuación, te mostramos algunos hábitos de “Godínez” a los que debes renunciar sí quieres mejorar tu calidad de vida.

Usar el celular antes de dormir

Las pantallas electrónicas emiten una luz que afecta directamente en nuestros cerebros haciéndole creer que es de día, esto provoca que no produzca melatonina, una hormona que regula tus horas de sueño lo que deriva en insomnio. La falta de sueño puede provocar depresión y un aumento de peso.

No desayunar

Una costumbre bastante común entre los que somos colaboradores de oficina. Saltarse las comidas y compensar todo en una sola solamente provocará que tu metabolismo se haga más lento, lo que te vuelve más propenso a padecer obesidad, y como sabemos, la obesidad trae consigo otra serie de enfermedades.

Estar sentado todo el día

Nos sentamos en la oficina, en el auto, en el transporte, en la comida, frente a la tele y en otros lugares más… El estar sentado afecta a tu cuerpo más de lo que crees: Mala postura, problemas de circulación, presión en el coxis, pérdida de masa muscular, baja actividad en los órganos y hasta problemas de fertilidad están en la lista de daños.

Mala postura

Si estar sentado todo el día es malo, ahora imagínate con una mala postura. Desajustar la columna o sentarse chueco a la larga provocan que haya presión en ciertas partes las cuales dañan tu sistema nervioso: luxaciones, dolor en el cuello y la ciática van a ser parte de tu vida si no comienzas a arreglar tu postura.

Celulitis

No estamos hablando del problema estético en las piernas, hablamos de la obsesión por llevar el celular hasta al baño. Está científicamente comprobado que los celulares son uno de los lugares donde más bacterias existen en el mundo, y eso es gracias a que todo el tiempo y en todos lados lo estamos agarrando.

No descansar

Gracias a los smartphones ahora estamos conectados prácticamente las 24 horas del día. Esto significa que también estarás “disponible” para cuestiones de trabajo cuando no estás en la oficina (ni en horas de oficina). Contestar mensajes de trabajo fuera de tu horario no te hará una persona más productiva, al contrario, eso no solo afectará en tu rendimiento, también dañará tus relaciones personales por no prestarles el suficiente tiempo.

Un adecuado balance mental depende día a día de las pequeñas actividades que hagamos, debemos poner más esfuerzo y organización en cada una de ellas para lograr obtener paz interna que nos permita continuar con los retos que se nos presentan. No olvides queeres lo más importante, y que, por ende, debes cuidarte, protegerte y consentirte.

#BalanceMental #AdrenalinaGuiar

8 vistas