¿Bebo demasiado café en la oficina?


¿Alguna vez te has preguntado si bebes demasiado café? ¿Cuánto es demasiado? En este artículo te damos las claves.

  • Tomar demasiado café tiene efectos secundarios como insomnio, taquicardia y visión borrosa.

  • Por lo general se recomienda tomar menos de 500 miligramos de cafeína al día.

  • Es recomendable establecer un límite según tu nivel personal de tolerancia.

Para muchos colaboradores, las mañanas en la oficina sin un café son insufribles. Una dosis de cafeína puede salvarles el día y a veces hasta el empleo. Para otros, son necesarias dos tazas, tres, cuatro, cinco, seis… y la cantidad va en aumento.

Si formas parte de este último grupo, seguro que alguna vez te has preguntado si estás bebiendo demasiada cafeína. ¿Te hace cada vez menos efecto? ¿Te estás volviendo adicto? ¿Los compañeros te empezarán a mirar raro? En este artículo te damos las respuestas.

¿Cuánto es demasiado café?

Aunque el consumo de cantidades moderadas de café es beneficioso, puedes estar bebiendo más del que necesitas. Todo depende de cada persona. Algunas son extremadamente sensibles a los efectos de la cafeína y con una taza de café pueden sufrir insomnio. Otras, por el contrario, pueden beber más de diez al día sin notar efectos negativos. Por esta razón es difícil calcular en qué cantidad la cafeína puede ser negativa.

En general, lo recomendable es tomar menos de 500 miligramos de cafeína al día, lo equivalente a cuatro o cinco tazas de café solo. Una cantidad mayor suele estar relacionada con aceleración cardíaca, insomnio, irritabilidad, visión borrosa y mareos.

El límite depende de cada individuo: solo tú calcular cuánto café puedes tomar sin sufrir ninguno de sus efectos secundarios. Aunque, si te sirve de guía, esta suele ser la cantidad aproximada de cafeína por tipos de bebida:

  • Café solo: 65-120 mg

  • Espresso: 30-60 mg

  • Café con leche o cappuccino: 100-120 mg

  • Bebidas energéticas: 80-100 mg

  • : 10-50 mg

Otros síntomas y riesgos

La cafeína es adictiva. Si necesitas tomar una determinada cantidad de café cada día porque de lo contrario sufres abstinencia, es obvio que estás bebiendo demasiado.

Con el tiempo nos volvemos más tolerantes a la cafeína; eso explica por qué antes te bastaba con una taza y ahora necesitas cinco al día para ser persona.

Otro efecto negativo es que en muchos casos el café viene con un extra de calorías y azúcar. Mientras que el café solo contiene muy pocas calorías, el café con leche incrementa el riesgo de acumular grasa en el hígado. Por eso, si tomas varias tazas al día, es buena idea que algunas no lleven leche.

Para las personas con problemas del corazón, tomar demasiada cafeína puede ser especialmente peligroso. Al ser un estimulante, acelera el ritmo cardíaco y el flujo sanguíneo, lo que puede contribuir a afecciones graves. Lo mismo es aplicable a los jóvenes, un grupo que necesita ser muy cuidadoso y mantener los límites de cafeína por debajo de 400-500 mg al día.

El café es uno de los exquisitos placeres que se tienen en el gastronomía mexicana, sin embargo, no debemos dejar pasar la idea de que todo en exceso es malo, y es por eso, que el equilibrio en el consumo de alimentos es el modelo ideal para mantener un estilo de vida sano.

¿Tienes algún otro tip para consumir café? o ¿Conoces de alguna marca de café que quieras recomendar? ¡Compártelo en los comentarios!

#BalanceMental #AdrenalinaGuiar

0 vistas