• WIKIHOW

Como tomar descansos en el trabajo


En ocasiones los colaboradores modernos son calificados de "Workaholics", ya que trabajan muchas horas y toman muy pocos descansos. Los estudios de los últimos años han demostrado que saltarse los descansos o el almuerzo puede bajar la productividad y hasta dañar la salud.

Por otro lado, existen varias maneras en las que se puede tomar descansos en el trabajo para que ayude con la concentración, la buena condición física y el estado de ánimo.

En este artículo te mostramos algunos consejos para que logres disfrutar mejor de tus breaks:

  • Programa tus descansos. Tomar un descanso es esencial para tu salud y tu productividad. Por lo tanto, es importante que tomarlos sea una de tus prioridades. Tómalos como a cualquier otra actividad de tu agenda. Inclúyelos en tu calendario o lista de pendientes todos los días. Ten en cuenta que es más probable que te tomes los descansos si los programas.

  • Convierte los descansos en un hábito. En la ocupada cultura del presente, los tiempos de relajación no son una prioridad para muchos, pero son importantes, así que tómalos con regularidad. Hazte el hábito de tomar un breve descanso una vez por hora. Después de 50 minutos de trabajo comienzas a perder la concentración, así que establece la rutina de levantarte de tu escritorio por unos minutos una vez por hora.

  • Programa un temporizador. Cuando estés concentrado en un proyecto importante podrías olvidarte de tomar un momento para refrescarte. La tecnología puede ser muy útil para recordarte que te relajes por algunos minutos. Hay varias aplicaciones que puedes bajar en tu teléfono inteligente que te servirán como recordatorios. Escoge tu configuración y dedícate a trabajar sabiendo que tu teléfono te dirá cuándo parar.

  • Encuentra a un compañero de descanso. Invita a un compañero de trabajo a tomar descansos breves contigo. Vayan a la cafetería por una taza de té o den una vuelta rápida a la manzana. Considera que socializar es una de las mejores maneras de refrescar tu cerebro y alistarte para pasar el resto de tu día de trabajo.

  • Sé flexible. Programar tus tiempos es un gran hábito, pero recuerda tener flexibilidad. Si tu jefe quiere que te reúnas con él durante tu break habitual, está bien, simplemente programalo para después de tu junta. De todas maneras, te será más fácil relajarte cuando acabe la reunión.

  • Escoge un buen horario. La media mañana es el mejor momento para tomarse un descanso largo. La mayoría de las personas están listas para comer algún tipo de bocadillo entre las 10 y las 11 a.m. Tomarte un tiempo a esta hora te refrescará y te dejará listo para enfrentar el resto del día.

  • Escoge una buena actividad. La actividad que realices durante tu break debería ser alguna que disfrutes. Obtendrás los mayores beneficios mentales de tu descanso si te dedicas a algo que te resulte placentero. Si te gusta leer, intenta terminar un capítulo de esa gran novela nueva durante el almuerzo. Si eres un entusiasta del ejercicio, ve cuántos pasos puedes dar durante 10 minutos.

  • Tómate un descanso mental. A fin de renovar tu mente, será necesario que tomes distancia del trabajo, así que aléjate del monitor de la computadora y no revises tu teléfono. Medita con los ojos cerrados durante algunos minutos. Las respiraciones profundas también son muy relajantes y además son grandiosas para la claridad mental.

  • Muévete. Los descansos son una gran manera de incluir una actividad física en tu día. Si tienes un trabajo de escritorio, es importante que te levantes y te muevas al menos una vez por hora. Te sorprenderán los beneficios mentales que conlleva el mover tu cuerpo.

Ten siempre presente que para lograr tener un buen desarrollo laboral es importante estar física y mentalmente estable, es por eso, que debes tomarle más importancia al aprovechar los cortos tiempos de relajación que te des entre tus espacios de trabajo.

¿Tienes algún otro tip para aprovechar los descansos al máximo? ¡Compártelo en los comentarios!

#BalanceMental #AdrenalinaGuiar

5 vistas