• Sanitas

Las enfermedades más frecuentes en verano


El aumento de las temperaturas en verano propicia que haya una serie de patologías que son más frecuentes en esta época, es por eso, que en este artículo te mencionamos algunas de las enfermedades más frecuentes durante esta temporada, para que puedas estar siempre prevenido;

  • Deshidratación: La exposición a las temperaturas elevadas propias del verano sin las debidas precauciones hace que se pierda mucha agua corporal con el sudor, la micción o las heces. Si no se repone en cantidades suficientes y no se actúa ante los primeros síntomas puede llevar incluso a la muerte. Las personas mayores y los niños tienen mayor riesgo de deshidratación.

  • Quemaduras solares: Tomar el sol demasiado tiempo y sin protección puede causar quemaduras en la piel de segundo y tercer grado que requieren cuidados especiales en un servicio de urgencias. Se enrojece la piel y pueden producirse ampollas y ulceraciones, además de un intenso dolor.

  • Diarreas agudas: Suelen durar entre 3 y 7 días. Son de origen vírico y bacteriano y suponen un importante riesgo de deshidratación. Usualmente se presentan cuando se ingieren alimentos que deben estar en constante refrigeración.

  • Intoxicaciones alimentarias: Se producen al ingerir alimentos en mal estado por efecto del calor o por reacciones alérgicas.

  • Otitis: Se pueden producir porque queda agua en el oído después de un baño en la playa o la piscina (Otitis del nadador). Además, si el agua está contaminada por bacterias se puede originar una infección del oído medio.

  • Cistitis: Inflamación aguda de la vejiga urinaria, y es frecuente especialmente en las mujeres a causa del bañador mojado y las frías temperaturas del agua.

  • Faringitis y bronquitis: En la mayoría de los casos están causadas por los cambios bruscos de temperatura, que supone estar en un local con aire acondicionado demasiado frío y salir al calor intenso de la calle.

  • Conjuntivitis: Las causas pueden ser diversas: Exposición al sol, el aire acondicionado o una infección adquirida, por ejemplo, al abrir los ojos bajo el agua de la piscina o la playa sin llevar gafas. También por el uso de pupilentes durante demasiado tiempo o estar en ambientes muy cargados.

El verano puede ser el pretexto perfecto para salir con tus amigos a alguna piscina, ir de vacaciones o simplemente salir a comer, pero recuerda también tener tus debidas

precauciones, ya que estas altas temperaturas pueden perjudicar tu salud si no tienes cuidado.

¿Sabes otro cuidado para este verano? ¡Compártelo en los comentarios!

#SaludFísica #AdrenalinaGuiar

8 vistas