• BBC NEWS

¿Es mejor o peor quedarse con el antojo?


Definitivamente el tipo de antojo depende del gusto y situación de cada persona, ya que, en el embarazo, por ejemplo, se puede crear nerviosismo e intranquilidad y debido a la suma de estos factores puede que entren ganas de hacer o de comer cosas que en la vida se habían apetecido.

Sin embargo, los antojos están más estrechamente vinculados a las emociones y a las señales externas que evocan recuerdos; Estar triste, ansioso, estresado, aburrido, o solo es a menudo el detonante de un antojo.

También tendemos a desear cosas que sólo hemos visto en una foto o que se encuentran en nuestra localidad. Como cuando aparecen magdalenas o un platillo típico de nuestra región en la oficina a media tarde, no importa si uno acaba de tener el almuerzo, siempre se puede comer un antojito.

Los antojos no surgen del pensamiento del sonido o en el tacto, son las imágenes visuales las que juegan un papel importante, junto con el gusto y el olfato imaginado, por supuesto.

Independientemente de sus orígenes, los antojos pueden ser extraordinariamente intrusivos.

Experimentos han demostrado que hacen que sea más difícil realizar tareas cognitivas, lo que sugiere que están acaparando una cierta cantidad limitada de banda mental.

Si los antojos están fuera de control, si son una constante en el día de uno, pueden causar estragos en la salud, ya que comer los elementos deseados puede significar calorías innecesarias.

Pero si los antojos son más intermitentes, en realidad es mejor sucumbir a ellos, ya que cuanto más fuerte es el antojo, más obsesionado vas a estar, y menos podrás concentrarte en tus tareas.

Por otro lado, sí prefieres evitar saciar este antojo puedes implementar algunas técnicas de distracción visual para ponerlos fuera de tu mente, por ejemplo; Proyecta imágenes interesantes en tu mente que te ayuden a visualizar otros contextos, ve un vídeo o película, lee o juega Tetris. El punto es que te enfoques en la construcción visual de un objeto para que la intensidad del antojo disminuya y sea más fácil de controlar.

Sin duda alguna los antojos requieren disciplina y esfuerzo mental para no caer ante ellos, así que trata de reforzar estas habilidades con distintas actividades diarias que atribuyan a tu salud física y mental, como practicar un deporte, tocar un instrumento, leer, o llevar a cabo un proyecto propio.

¿Sabes como evitar los antojos? ¡Cuéntanos en los comentarios!

#SaludFísica #AdrenalinaGuiar

5 vistas