Cómo prepararse para correr 10 kilómetros


Correr es una de las actividades más completas y saludables que puedes practicar, sin mencionar todos los beneficios positivos que aporta a tu cuerpo y mente, ya que, mejora el sistema cardiovascular y pulmonar, asegura una buena lubricación en las articulaciones, aumenta la calidad de descanso gracias a la necesidad física post esfuerzo, mejora el aspecto físico y el psíquico (Desconectar de la rutina y marcarse objetivos), y con ellos la autoestima.

Sí estás próximo a correr una carrera de 10 kilómetros y eres básicamente un principiante, en este artículo te damos algunos consejos que puedes seguir y prepararte para lograr esta meta.

Pueden surgir muchas dudas a la hora de prepararse para una carrera de 10 km, sobre todo si es tu primera carrera. Vamos a intentar contestar a las preguntas básicas e ir especificando más temas:

¿Seré capaz de correr 10 km seguidos si nunca lo he hecho?

En general, si eres capaz de correr actualmente 4-5 kilómetros seguidos, solo necesitas tiempo y entrenamiento. En unas semanas serás capaz de correr 10 kilómetros, aunque sea a un trote suave.

Es importante hacer entrenamientos con tiempo, mínimo de 8-10 semanas para preparar bien una carrera. Luego depende de la forma física de cada uno para aumentar los días de entrenamiento.

¿Cuántos días a la semana debo de entrenar?

Lo ideal es entrenar de 3 a 5 días a la semana. Como todo, depende de lo que queramos conseguir. Si buscas acabar la carrera, sin competir y a modo "Pasarlo bien", con 2-3 días a la semana es suficiente. Si, por el contrario, quieres mejorar tu marca anterior, te aconsejamos 4-5 días a la semana.

Lo que sí es importante es intentar cuadrarte horarios semanales para salir a correr. Si dejas los entrenamientos a la improvisación, corres el riesgo de no ser cumplidor y acabar saltándote más de un entreno. Puedes establecer “Días estrella”: lunes, miércoles, jueves, sábado y domingo. Dependiendo de la semana, juega con esos días.

¿Qué material necesito?

Con unas zapatillas y ropa cómoda será más que suficiente. Para correr no necesitas gastar mucho dinero. Eso sí, es aconsejable buscar zapatillas y ropa técnica para correr, ya que estarás más cómodo por el tipo de tejido y material. Lo bueno es que con un pequeño desembolso, tendrás para mucho tiempo.

Lo de entrenar con pulsómetro ya es una opción personal. Te aconsejamos sí te vas a tomar esto del running en serio y quieres mejorar y escuchar cómo evoluciona tu cuerpo. Un pulsómetro es muy útil a la hora de entrenar y te da muchos datos interesantes.

¿Tengo que cambiar mi alimentación?

Esto depende sí consideras que tu alimentación no es saludable y equilibrada. Notarás después de los entrenamientos que tu cuerpo te pide gasolina.

El tema de la hidratación es también muy importante, es conveniente que bebas mucha agua, el mejor aliado para tu hidratar tu cuerpo. También notarás como, con el paso de los entrenos, tu ingesta de líquidos aumenta.

No es necesario que te llenes de pasta e hidratos de carbono, pero sí es recomendable que restrinjas los alimentos procesados y te pases a los frescos: verduras, hortalizas, pescado y carne van a ser base fundamental de tu alimentación.

Realizar de forma regular y sistemática una actividad física ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana.

No olvides prepararte con bastante tiempo de anticipación tanto física como mentalmente para cualquier competencia o carrera a la que te hayas inscrito, pero, sobre todo, no olvides divertirte y disfrutar de practicar este deporte.

Y tú, ¿Tienes otro consejo que dar para prepararse para una carrera de 10 kilómetros o más? ¡Compártelo en los comentarios!

#SaludFísica

0 vistas