¿Cómo saber cuando ir al psicólogo?


En ciertas etapas de la vida, nos encontramos en la situación de que no sabemos resolver ciertos problemas y las emociones están más allá de lo que podamos soportar. Nuestros seres queridos nos aconsejan ir al psicólogo, pero muchos lo desestiman. Esto se debe a que hay personas que consideran que ir al psicólogo o hacer terapia es “Sólo para los locos”.

Dar el primer paso para ir a la consulta es el más complicado, no sólo por ese pensamiento sino también por la vergüenza o el temor a que lo considerenfuera de sus cabales”.

Ir al psicólogo para mejorar

No existen normas en relación a cuándo acudir al psicólogo, todo depende de cada uno. Tampoco que sea “obligatorio” hacerlo. La razón principal por la que una persona va a terapia básicamente es porque no se encuentra a gusto consigo misma, ya sea en lo emocional o en lo físico.

La autoestima alta es fundamental para disfrutar de una vida plena, ya que el amor por uno mismo permite aceptarnos tal cual somos, dejar de lado los pensamientos negativos y amar a los demás, así como también saber diferenciar entre los errores y las equivocaciones y nos permite cuidarnos y respetarnos como seres humanos.

Cuando los miedos y la depresión son los que gobiernan nuestra vida, no podemos disfrutar de lo más básico como una charla entre amigos o una salida al parque, nos cuesta mucho hablar en público, tenemos miedo irracional a la muerte o a que pase algo malo, no podemos estar en un sitio cerrado o ver un animal, aquí es dónde debemos cuestionarnos a nosotros mismos la idea de buscar y recibir apoyo de un profesional.

Otras razones recomendables por las que ir al psicólogo

Y las razones para ir al psicólogo todavía son más: Estar demasiado irascible o no poder parar de llorar ante cualquier comentario, problemas serios para conciliar el sueño o concentrarse, ver la vida en negativo, dificultad para comunicar los sentimientos, no saber decir que “NO”, falta de deseo sexual, culpa irracional por ciertas actitudes o pensamientos, nervios, ansiedad, etc.

Si ha fallecido un familiar, te has divorciado de tu pareja o piensas que es la mejor alternativa, si hubo casos de infidelidad, malos tratos, problemas con amistades, es buena idea charlar del tema con un psicólogo, quién tendrá una mirada objetiva de los hechos.

Y por último, si has sufrido algún trauma en tu niñez como maltrato, abuso, violencia también es recomendable hacer terapia psicológica, ya que estas vivencias dejan secuelas en el comportamiento al ser adultos, por eso vale la pena hablar de ellas, aunque causen mucho dolor.

Las relaciones personales están íntimamente relacionadas a estos problemas de la infancia, así como también la manera en que nos desenvolvemos en el futuro.

Finalmente, cuando detectes que hay un problema interno en tu persona que día con día se vuelve más pesado e imposible de conllevar, ese es el justo momento en el que debes reflexionar ir al psicólogo. Recuerda que está en ti el querer salir adelante.

¡Compartenos tu opinión del artículo en los comentarios!

#BienestarEmocional #AdrenalinaGuiar

1 vista