• kueski

Regalos de navidad que te puedes hacer a ti mismo


Cuando éramos pequeños la navidad era una de las fechas más esperadas del año, nuestros, padres y abuelos se hacían cargo de que tuviéramos al menos un regalo para abrir. Pero cuando crecemos nuestra suerte se va acabando, dejamos de recibir regalos y nos toca hacernos cargo de que alguien más los reciba.

Sin embargo, ahora que eres un adulto que trabaja y gana su propio dinero también tienes la oportunidad de consentirte con auto regalos, elegidos por ti mismo y a tu medida. Ha llegado el momento de ser generoso también contigo y de cumplir ese deseo que has tenido por meses, o incluso años, y regalarte lo que te has ganado gracias al trabajo y al esfuerzo de todo el año, aquí te mostramos algunas ideas que puedes implementar :

Experiencias nuevas

Algunas veces nos cuesta invertir en experiencias porque lo vemos como algo pasajero, sin embargo, la satisfacción y los recuerdos que dejan son para toda la vida. Invierte en algo que nunca hayas hecho, algo que desafíe tus miedos, que te mueras de ganas de hacer, como ir a un parque de diversiones, subirte a un globo aerostático, tirarte de un paracaídas, ir a una cata de vinos, etc.

Un cambio de look

Anímate a verte diferente a hacerle una renovación a tu imagen, ¡No tengas miedo! Si te cuesta gastar en este rubro y eres de esas personas que se corta y se pinta el cabello sólo, por una vez deja de escatimar en tu imagen, vete con un experto y haz un cambio completo.

Un viaje al destino de tus sueños

Recuerda ese destino del que ves fotos y te enchina la piel, este es el momento de hacerlo realidad. No necesariamente tienes que pagarlo todo ahora o irte inmediatamente de viaje, pero puedes comenzar a planear y comprar los vuelos o reservar el hotel para no posponerlo más.

El concierto de tu artista favorito

Para algunas personas un concierto es un lujo que difícilmente se darían, incluso si es su artista favorito. Sacúdete el remordimiento, investiga las próximas presentaciones de tu artista favorito y confirma tu asistencia.

Un día de spa

Con el ritmo de vita tan apresurado que vivimos hoy en día y lo altos niveles de estrés, ir a un spa sería una excelente inversión. Aún si te parece un gasto inútil o superficial, es una forma de consentir a tu cuerpo y agradecerle por lo que hace por ti todos los días. Hasta un sencillo facial te hará sentir como nuevo y saber que es una inversión que vale la pena.

Remodelación de tu espacio

¿Cuál es el lugar en donde pasas más tiempo? ¿Tu recámara, la cocina, o te encanta relajarte dándote un buen baño? Entonces renovar tu espacio favorito para que te llene de energía, te dé alegría y te haga sentir bien será una buena inversión. Quizá no será algo que puedas usar o llevar a todas partes pero sentirte cómodo en tu espacio preferido mejorará tu estado de ánimo. Además la ventaja de este regalo es que durará mucho tiempo.

¿Y tú qué quieres esta navidad?

¡Comienza tu lista de deseos y compártela con nosotros en los comentarios!

#BienestarEmocional #AdrenalinaGuiar

3 vistas