Cómo superar malos hábitos alimenticios



Para controlar los hábitos no saludables en la alimentación diaria, lo primero es evaluar la cantidad y calidad de lo que se ingiere, sin dejar de lado los gustos o preferencias. En segunda instancia, hay que cuidar el modo en que se come, ya que muchas veces se lo hace de manera automática sin tomar conciencia de ciertas conductas o prácticas saludables.


Para ello, te recomendamos sustituir tus malos hábitos por los siguientes:



  • Realizar cuatro comidas principales en horarios regulares, comenzando el día con un desayuno completo y una comida principal en el almuerzo. Reducir la ingesta por la tarde y la noche.

  • Diseñar el menú de almuerzo y cena con: Entrada (debe aportar volumen con pocas calorías, como ensaladas de hojas o sopas de verduras), plato principal (debe tener un aporte adecuado de proteínas, hidratos de carbono y grasas) y postre (solo si lo deseo y evitando repetir porciones).



  • Evitar el picoteo de alimentos fuera de las comidas. Solo se deben incluir colaciones si se necesitan y se registra sensación de hambre entre las comidas principales.

  • Preparar el lugar físico para comer: éste debe ser lo más agradable posible.

  • No realizar otras actividades mientras comemos, como trabajar o mirar televisión.

  • Evitar comer parados o en el mismo escritorio o lugar de trabajo, ya que comeremos estresados.



  • Evitar acompañamientos que agregan calorías extras al menú, como panes, grisines, bebidas azucaradas, aderezos, etc. Es mejor no dejarlos al alcance de la mano en la mesa.

  • Elegir líquidos sin calorías para acompañar las comidas, principalmente agua, jugos de frutas naturales con agua o bebidas bajas calorías.



  • Prestar atención a las porciones que nos servimos. Para eso, usar vajilla de tamaños medianos o pequeños y aportar volumen con alimentos ricos en fibra y agua, como las hojas verdes, los tomates frescos, etc.

  • Elegir y combinar en una misma comida alimentos que requieren mayor masticación, como alimentos frescos, cocidos o en trozos grandes.


¿Cómo controlas tus hábitos alimenticios?

¡Compártelo en los comentarios!


0 vistas