Confianza en el trabajo, una inversión que hay que cuidar



En el contexto de la vida laboral, conviene que los integrantes de un equipo de trabajo desarrollen un lenguaje común sobre lo que es confianza y cómo se puede mejorar, pero a pesar del impacto positivo que tiene, no todas las organizaciones y ejecutivos pueden presumir de contar con ella.


Al ser una inversión, el problema está en las expectativas que nos marcamos muchas veces no se cumplen porque nadie nos lo asegura, sin embargo, gozar de confianza propia, de los demás, y en los demás, es un capital personal muy valioso que debemos saber generar y cuidar, pero... ¿Cómo logramos generar confianza en nuestros equipos de trabajo?


Aquí te damos 5 tips para que comiences a desarrollarla :



EMPIEZA POR TI MISMO



Si quieres que otros confíen en ti, comienza por confiar en ti mismo.No traiciones tus valores, tus propósitos, tus compromisos. Si dices que vas a hacer algo: hazlo, aunque nadie esté mirando. En el momento en que queremos una cosa y hacemos otra, cuando somos de una forma y nos comportamos de otra, cuando decimos que vamos hacer algo y no lo hacemos , estamos destruyendo la confianza en nosotros mismos. La confianza exige mucha congruencia, coherencia y valentía.



OBSERVA, ESCUCHA Y PREGUNTA



Cuando dudes sobre un compromiso, sobre lo que ha hecho una persona, sobre lo que te ha dicho, antes de negarle tu confianza, pregunta, indaga sobre lo que paso, sobre si hubo una mala interpretación, sobre si asumiste algo que no era, sobre qué llevo a esa persona a decir o hacer lo que te ha resquebrajado la confianza. Escucha profundamente, olvídate de tu ego herido, de tu confianza traicionada, primero escucha con apertura, buscando comprender.



SE CLARO CON LO QUE QUIERES Y LO QUE ESPERAS



Pedir, no exigir, de forma clara y asertiva evita muchos malos tragos a la confianza. Las personas con las que interactúas deben saber exactamente lo que quieres, e incluso porque lo quieres (para comprenderlo), para decidir si pueden responder o no a tus expectativas.



DEJA HACER Y ESPERA



Las personas somos diferentes pero todas tarde o temprano nos mostramos, nos revelamos en nuestros actos. Para saber si una persona es digna o no de confianza déjala hacer, déjala que te enseñe quien es con sus actos. Dale un tiempo, algunos tardan más que otros en evidenciarse, porque desconfían, porque son más reservados, más tímidos, las razones pueden ser diferentes, lo importante es que respetes los ritmos de las personas y tengas claros tus límites, es decir, hasta donde estas dispuesto a esperar, aguantar, o comprobar. No juzgues sin hechos, recuerda que la confianza se demuestra con ellos.



SELECCIONA BIEN TUS INVERSIONES



Otorgando mi confianza estoy apostando por una persona, estoy invirtiendo mi tiempo, mi energía, y mi esfuerzo en esa relación, y con esa persona. Si lo hago es porque creo que merece la pena, pero solo el caminar diario entre ambos dirá si ha sido así o no. En todo caso, mientras duró fue bonito, no pierdas de vista nunca la parte positiva.



Y tú, ¿Cómo fomentas la confianza con tu equipo de trabajo?


¡Compártelo en los comentarios!

0 vistas