¡Feliz día del Maestro Magno!



Había oído muchas veces que hay profesores que te marcan para toda la vida y ¡fíjate! No me lo acababa de creer. Sin embargo, pasan los años y el ejemplo de aquel buen profesor sigue delante de mis ojos. Hay cosas en la vida que merecen la pena de verdad y creo que una de ellas es que te sean agradecido cuando, a pesar del paso del tiempo, siguen acordándose de ti y de las semillas que plantaste cuando eran estudiantes.


Estamos muy equivocados pensando en que un buen profesor es aquel que sabe explicar bien y hace que sus alumnos saquen buenas notas. No. Un buen profesor es aquel que vive su asignatura de tal manera que todos los alumnos quieren vivirla igual. Que adapta los conocimientos para que todos puedan desarrollarse de la mejor manera pero, sobre todo y lo más importante, es aquel que se preocupa por mirar a los ojos a cada uno de sus alumnos, de preguntarles qué tal, de ser consciente de sus dificultades y buscar una salida para ayudarles, de consolarles o darles ánimo.  



Aún recuerdo el sentimiento de alegría y paz cuando te asomabas por la puerta del salón, incluso el de querer volver a verte tras unos cuantos años, preguntándome cómo estarías o el de tristeza sabiendo que, acabada una etapa, no serías más mi profesor. En ese momento buscamos la mejor manera de expresar lo que sentimos por ese profe: un dibujo, un regalo, un abrazo, una palabra. Pero no nos damos cuenta que el mejor regalo para un profesor viene con los años


¿Existe mayor detalle que el que te llegue un antiguo alumno para querer contarte qué tal le ha ido? ¿Existe mayor regalo que, con el tiempo, tus alumnos te den las gracias por lo que les ayudaste en su momento? Saber que plantaste en ellos algunas semillas y que, con el tiempo, brotaron y se hicieron grandes, convirtiéndose en seres humanos con corazón.



Gracias por hacerme mejor persona y por preocuparte por mí. Por no tratarme como un alumno más, un curso más. Por mirarme de maestro a alumno. Eso, al final, es lo que marca la diferencia entre los buenos y malos docentes


Gracias por tanto.

¡Feliz día maestros!



16 vistas