¡Mejorar tu comunicación durante la cuarentena!


Nos despertamos y ¡el mundo está en cuarentena! Los hogares se han convertido en nuestros lugares de trabajo, de estudio y de ocio; sin embargo, en medio de toda esta situación –que por momentos parece una película de suspenso– también tenemos que reconocer que la digitalización se ha hecho presente y junto con ella la educación, los negocios, las compras, los servicios e incluso las reuniones sociales.  


Entonces no todo es malo, al contrario, hemos encontrado nuevas oportunidades y medios para comunicarnos y compartir nuestro día a día con los demás. Por esta razón, te damos algunas recomendaciones que pueden ayudarte a sobrellevar estos cambios y mejorar tu comunicación con las personas. 


Si te encuentras trabajando desde casa estos consejos son muy útiles para ti. 



Juntas Virtuales y Videoconferencias


Recomendaciones previas


  • Envía la convocatoria con anticipación

  • Coloca el tema/asunto, una breve descripción y enlace para conectarse en la cita. 

  • Invita a las personas que tendrán intervención.

  • Elige un espacio adecuado y con una buena iluminación.

  • Cuida tu imagen y aspecto personal. Recuerda que habla mucho de ti.

  • Realiza pruebas técnicas (de audio, video y conexión a internet) con antelación.

  • Evita ruidos o interrupciones

  • Utiliza audífonos para reducir el eco. 

  • Antes de iniciar, presenta a cada uno de los integrantes



Recomendaciones durante


  • Mantén contacto visual con tu público a través de la cámara. 

  • No grites, utiliza un tono de voz adecuado y claro

  • Evita movimientos exagerados con tus manos o cuerpo

  • Comparte con todos el objetivo de la junta. 

  • Revisa punto por punto la minuta previamente establecida. 

  • Toma nota y determina responsables para cada tarea o acuerdo. 

  • Comparte tu pantalla cuando requieras mostrar algún ejemplo o avance sobre el proyecto. 

  • No te distraigas. Mantén siempre el interés en la junta

  • Respeta la duración establecida para la reunión.

  • Realiza una sesión dinámica a través de preguntas y respuestas, mediante comentarios o cediendo la palabra, para asegurarte que todo haya quedado claro. 

  • Respeta las intervenciones de otras personas.



Recomendaciones posteriores


  • Comparte un medio de contacto (email, página web o red social) para futuras dudas.

  •  Envía un email con los

  • para su seguimiento.


¡Saquemos provecho a las herramientas digitales!


1 vista